EventosExtraGaleriaMúsicaReseña

EL ESPECTÁCULO “DECADES OF ROCK” REALIZÓ UNA BRILLANTE PRESENTACIÓN

Bien dicen que no hay nada mejor que verlo y vivirlo por uno mismo. El show “Decades of Rock” es uno de ésos espectáculos que solo al ver se puede creer. Y es que no se entiende como es posible que quepa tanta magia como la que ofrecieron anoche, en un concierto lleno de reminiscencias al pasado que hacen extrañar aún más la vida previa a la pandemia. Por separado, Héctor Ortiz que enfunda a Elvis Presley, Estefan Jackson que emula a Michael Jackson y el angelino Sean O´Connell que es la figura más semejante que se haya visto del mítico Axl Rose en sus años de lozanía, hicieron de esta noche una velada mágica llena de buena música y de la cual difícilmente alguien puede no emocionarse, sobre todo porque el repertorio hecho forma parte del ADN de la cultura popular y porque ha sido el soundtrack en la vida de muchos.

Héctor Ortiz llegó al escenario enfundado a la usanza del rey, con una extraordinaria personificación y una gran voz que dio vida de nuevo a grandes clásicos como “Heart Break Hotel”, Blue suede shoes”, “Hound dog” y “Suspicious minds”, por mencionar algunos que sin duda remontaron a la audiencia a los años gloriosos que emulan al Elvis Presley de los años 50 y 60, su ascenso y su vida en el olimpo de las grandes estrellas que le permitió convertirse en leyenda eterna, en el “Rey del rock”, un título ganado a sangre y fuego, a lágrimas y mucho trabajo que por una noche regresó a la mente de todos gracias a Ortiz. Hubo en su set espacio para cantar a otros clásico, así, sonaron “Pretty Woman” y Satisfaction” con toda pulcritud.

Con Estefan, Michael Jackson resucita cada noche y a fuerza de su calidad y de su gran parecido, regresa a los escenarios. Lo hace con la fuerza que lo convirtió en la figura más grande de los años ochenta en el planeta consagrado como el rey del pop, con la intención de reivindicar su título con cada tributo, como el de ahora, que le llevó a brindar un show enmarcado por ser una de las figuras esperadas esta noche de streaming. “Smooth Criminal”, “Billy Jane”, “Thriller” y “Beat It” sonaron incólumes en esta velada que sirvió para un largo recorrido de sus décadas de gloria, en los que Estefan Jackson demostró que no ha perdido su toque mágico ni la capacidad de contorsionar su anatomía, tal y como lo hacía el propio Jackson cuando era más joven y, con su característico guante blanco, Estefan sigue arrancando la admiración del público.

Sean rebasó con creces las expectativas del más optimista, recuperando al Guns and Roses de finales de los años ochenta, con ese sentimiento que emula a la perfección. El público gozó a estas alturas de “Welcome To The Jungle”, con un subidón de ánimo importante en un setlist bastante peculiar, sobre todo por el orden de las canciones que no hacen sino potenciar la grandeza del grupo y del cantante que hacía lo suyo con himnos como “Sweet child o mine”, “Don’t Cry” y “Paradise City”, toda una sorpresa con una gran acogida del público.

El show terminaría con dos himnos donde los haya como son “Rock and Roll” con la participación de Héctor y Sean y finalmente un “We Will rock you” interpretado por los tres en un apoteósico cierre que culminó con todos los involucrados encima del escenario agradeciendo al público, incluyendo a toda la producción y staff. Una catarsis con final feliz.

“Decades of rock” es un show glorioso, lleno de calidad, capaz de regresar a la vida por un momento a grandes glorias de la música mundial, cuyos sonidos y ritmos son imborrables, parte del ADN del mundo moderno. Ahora se entiende el porqué es uno de los shows mejor montados del mundo y el porqué estos tres protagonistas han recibido toda clase de elogios de parte de la crítica especializada. No es fácil revivir a ilustres ausentes con tanta calidad. Y ellos sin problema lo han conseguido.

Previous post

Imposible tiene listo su nuevo sencillo: “Dame”

Next post

Funky Narración Presenta un cuenta cuentos especial de Noviembre

admin

admin